El ayuno tiene múltiples beneficios de salud para cualquier humano. En la raíz de todo está que es un comportamiento muy muy coherente desde un punto de vista evolutivo. Durante millones de años el ayuno intermitente ha sido parte del ser humano, sólo hace unos pocos cientos de años que tenemos comida a nuestra disposición todo el día, y hace menos que esa comida es comida de mentira. Nuestros genes están adaptados al ayuno, les sienta bien.

Hace poco dediqué una serie de vídeos en el VBlog al ayuno, aquí te los recopilo todos:

 

El ayuno aumenta tu metabolismo basal

 

El ayuno te ayuda a quemar grasa

 

Ayuno en días alternos es efectivo contra la obesidad

 

El ayuno incrementa (mucho) la hormona del crecimiento

 

El ayuno es eficaz contra la esclerosis múltiple

 

El ayuno ayuda a superar los efectos negativos de la quimioterapia

 

El ayuno (restricción calórica) es eficaz contra el cáncer de mama

 

El ayuno mejora la síntesis de proteína después de entrenar

 

¿Quieres ser mejor triatleta? entrena en ayunas

 

¿Eres deportista de resistencia? carrera, bicicleta… ¡entrena en ayunas!

 

El ayuno cura la diabetes de tipo II

 

Y para terminar toda la serie…

3 estrategias para que hagas ayuno

 

Parece hasta difícil de creer que una intervención en la dieta tan sencilla y barata pueda tener tantos beneficios personales, pero es cierto. Como dije al principio, es un comportamiento que a nuestros genes les resulta conocido, se sienten cómodos, son felices ¿a qué esperas? empieza a hacer ayunos intermitentes.

Espero que te haya aportado algo. Si te apetece decirme algo no dudes dejar un comentario aquí, en facebook, por correo o en twitter.

¡Un saludo, homínido!