No es la primera vez que trato este tema en el blog, y puede que no sea la última. Nunca se insiste demasiado en ciertos temas de salud cuando el marketing industrial sigue propagando mensajes que no son ciertos.

Aquí tienes otro artículo mío donde hablaba de bebidas deportivas y energéticas:

Que no te engañen | Bebidas deportivas y energéticas

Las bebidas deportivas no son saludables

Las bebidas deportivas se asocian, erróneamente, con bebidas saludables

Es lo que dice una investigación del centro de estudios para una vida sana de la Universidad de Texas.

“Los niños que practican hábitos de vida saludables como hacer ejercicio y comer frutas y verduras pueden estar impactando su salud de forma negativa al consumir bebidas deportivas.”

La industria ha conseguido que cale el mensaje de que, si haces deporte, tienes que tomar bebidas deportivas para recuperarte, pero eso no es cierto, al contrario, las bebidas deportivas cargadas de azúcar, edulcorantes, colorantes y sabores pueden dañar tu salud.

“Children and parents associate these drinks with a healthy lifestyle despite their increased amount of sugar and lack of nutritional value”

“Padres e hijos asocian estas bebidas con un estilo de vida saludable independientemente del contenido de azúcar y el valor nutricional nulo de las mismas

Valor nutricional, esto es fundamental. Un valor nutricional cero significa que esas bebidas no aportan ningún nutriente al organismo, es más, y diría que el valor nutricional es negativo, pues producen daño al cuerpo. Tienen sales, si, pero sales que podemos obtener por muchos otros métodos que si son saludables, por ejemplo, bebiendo agua, y tomando un plátano.

Las bebidas deportivas son refrescos

“Sports drinks have been successfully marketed as beverages consistent with a healthy lifestyle, which has set them apart from sodas,” said Ranjit, “However they have minimal fruit juice and contain unnecessary calories.”

“Las bebidas deportivas se han vendido (con éxito) como parte de un estilo de vida saludable separándolas de los refrescos, pero tienen un contenido de zumo de fruta mímino y contienen calorías innecesarias

Otra clave, las calorías innecesarias. No es un problema cuántas calorías consumimos a lo largo del día, el problema es cuantas de ellas no son necesarias y de dónde provienen. No es lo mismo que nuestro hijo consuma 2600 calorías a base de fruta, verdura, carne, pescado y lácteos que si lo hace a base de comida procesada, refrescos y dulces. En el primer caso estará bien nutrido, en el segundo caso no (desnutrición).

Una al día es demasiado

“High levels of consumption of these beverages has the potential to increase weight gain,” said Ranjit, “Drinking just one can of soda or other sugary beverage a day could lead to more than a 10-pound weight gain in a year.”

“El consumo elevado de estas bebidas tiene la capacidad de aumentar el peso”. “Beber una lata de refresco o bebida deportiva al día podría llevarnos a ganar 5 kilos al año”

¿Cuánto es demasiado? una pregunta que solemos hacernos. Pues según este estudio de la Universidad de Texas, un refresco o bebida deportiva al día ya es demasiado.

Mejor fruta que zumo

Este es un mensaje que me ha gustado mucho leer en un estudio “oficial” de este tipo. Dicen los nutricionistas que la Universidad de Texas que aunque no se consuman estas bebidas, y se consuma zumo de fruta 100%, siempre es mejor consumir la fruta entera pues es una elección nutricional mucho mejor que el zumo (la fruta mantiene la fibra y nos obliga a masticar).

Dicen, también, que las bebidas deportivas deberían reservarse para ejercicio de intensidad extrema y que para el resto, mucho mejor que los niños beban agua y coman fruta.

¡Totalmente de acuerdo! aunque yo diría que ni para ejercicio de intensidad extrema. Siempre hay alternativas sanas para reponer líquidos y sales sin tomar algo que ha salido de una fábrica.

El enlace al artículo sobre el estudio:

Sugary Sports Drinks Mistakenly Associated With Being Healthy

COME Y ENTRENA COMO UN HUMANO