¡Pues con ejercicio! 

Mejorar la autoestima puede ayudar a prevenir el desarrollo de problemas psicológicos y de comportamiento que son habituales en niños y adolescentes ¿lo sabías? 

Muchas veces nosotros mismos dañamos la autoestima de nuestros hijos con mensajes como “Eres (malo/a, cochino/a, maleducado/a)”, “Mira tu hermano/a que bien lo hace” o “Pues ya no te quiero”. ¿Qué mensaje les transmitimos?

Un estudio con niños y adolescentes entre 3 y 20 años ha encontrado evidencias de que mantener actividad física durante más de 4 semanas tiene efectos importantes en su autoestima.

Si a eso le añadimos los beneficios que ya conocemos desde el punto de vista físico, queda claro que el ejercicio en niños y adolescentes no sólo es recomendable si no NECESARIO.

Por otro lado, desde el punto de vista evolutivo, que un niño o un adolescente no se mueva cuanto más mejor es ANTINATURAL.

Dejad que los niños se muevan, que jueguen, que hagan deporte, que se hagan heridas, que se manchen. Dejad que los niños sean niños.