Y por entrenar no me refiero sólo a correr, no, sería una locura decirte que te pongas a correr descalzo/a sin tener hábito. Por entrenar me refiero a hacer ejercicio.

 
 
Me reitero:

Debes entrenar descalzo o con zapatillas minimalistas… si quieres fortalecer tus pies y evitar lesiones.

Pero no siempre, a no ser que seas corredor/deportista minimalista y ya lo hagas.

Entonces la cosa va quedando así:

Debes entrenar descalzo o con zapatillas minimalistas un día o dos a la semana… si quieres fortalecer tus pies y evitar lesiones.

¿Qué consigo entrenando descalzo o con zapatillas minimalistas?

  • Fortalecer el pie. Esa herramienta fantástica que tenemos al final de cada pierna, llena de huesos, músculos y receptores sensoriales cuya finalidad es ayudarnos a caminar (con pezuñas nos costaría :p), amortiguar la pisada (para eso sirve el puente del pie ¿lo sabías?) y transmitir al cerebro la sensación de suelo para que todo el cuerpo responda a las irregularidades del terreno. Un pie encerrado y con soportes por todas partes es un pie débil. Un pie débil es un pie que se lesiona o que transmite lesiones hacia arriba en la cadena muscular.
  • Sentir el suelo y liberar estrés. Sentir el suelo da gusto, o duele, o da frío, o calor, o pincha… sentir el suelo te ayuda a sentir (voy de listo, oiga) y sentir ayuda a tu cuerpo a recolocar la postura. Por otro lado, está demostrado que “tomar tierra”, es decir, estar en contacto directo con la superficie de la tierra, ayuda a rebajar los niveles de estrés.

 Pero ¿qué, cuánto y cuándo entreno descalzo o con zapatillas minimalistas?

  • Cuestas. El día de cuestas es perfecto para zapatillas minimalistas estés habituado o no. Igual los primeros días notas agujetas en los gemelos, es normal. Ah ¿que no haces cuestas? pues deberías, pero eso es otro tema.
  • Técnica de carrera. ¿Haces técnica de carrera? otro momento perfecto para minimalistas y, si lo haces en hierba, para probar alguna recta descalzo.
  • Día de fuerza. Sentadillas, desplantes, saltos… en casa ¡o en el gimnasio! ¿por qué no? hazlo descalzo/a o sólo con calcetines.
  • HIIT. Alta intensidad descalzo/a, siente el suelo y siente cómo apoyas los pies.
  • Como complemento ¿qué tal un paseo descalzo/a de vez en cuando? prueba un día, de verdad que merece la pena hacer y sentir algo que hemos hecho y sentido durante miles de años.

 

Sólo una advertencia. Cuidado, si eres corredor/a y pretendes meter entrenamientos de este tipo, hazlo muy poco a poco.
 
¡Ah! y disfruta.