¡Pues anda que no tiene nombres este ejercicio! desplantes, split o zancadas en el sitio, todos son el mismo: desde posición de bipedestación, con las manos inicialmente en la cadera (hay variantes interesantes en esto de las manos, desde subirlas por encima de la cabeza hasta añadirle peso), damos una zancada hacia adelante (o hacia atrás como vamos a ver) bajando tanto como sea posible hacia el suelo para volver a bipedestación.

“Vale ¿y pa qué?”

Cuadriceps, isquiotibiales, tobillos, abdomen en menor medida y, el trabajo para mi más interesante de este ejercicio: aductores (cuando apoyamos y bajamos las dos piernas hacen un importante trabajo de estabilización).

“¿Variantes?”

Tres relativamente sencillas.

Desplante:

Ya ves que no es muy complicado, pero mira qué trabajo hace el cuádriceps en cada bajada.

Desplante invertido:

Lo mismo pero hacia atrás. Este tiene algo más de dificultad, prueba.

Desplante mixto (el nombre me lo he inventado, si tienes uno mejor soy todo oidos):

Este ya tiene su miga, lo que más te costará será mantener el equilibrio en las transiciones, señal de que estás trabajando la musculatura estabilizadora ¡bien! buenas noticias.

Hay una versión más, el desplante con salto, ese lo dejo para otra ocasión (junto a la sentadilla con salto)

¿Dudas? pregunta.