Llega el verano y hay que ponerse en forma, hacer dieta y ejercicio para perder peso y
poder lucir el bikini o el bañador este verano.

¿Te has parado a pensar lo que significa eso?

Significa que te cuidas SÓLO unas semanas al año y lo haces SÓLO para que te vean los demás. El resto del año, camuflado/a tras la ropa y los abrigos, te importa una mierda tener tripita y mucho menos estar sano/a.

Te importas una mierda.

Y no sólo eso, cedes a los deseos y necesidades de una industria que te ha metido en la cabeza que hay que tener buen tipo para enseñarlo en verano.

Si un desconocido/a se te acercara y con actitud prepotente te dijera “desde hoy, dieta y ejercicio hasta este verano, que tienes un cuerpo que da asco y así no se puede ir a la playa” ¿qué contestarías? le mandarías a tomar por culo ¿verdad? por que a ti nadie te da ordenes y mucho menos para hacerte cambiar tu imagen.

Nos manipulan.

Me alegra cuando llega la primavera y empiezo a cruzarme cada vez con más gente corriendo, andando o haciendo ejercicio en un parque. Es triste saber por qué lo hacen la mayoría.

Quiérete un poco más, preocúpate por tí y mantén esos hábitos todo el año. Te sentirás bien todo el año, evitarás dietas absurdas y, sobre todo mejorarás tu salud.

A nadie le importa un carajo que te hayas quitado 1 o 6 kilos para el verano, a nadie excepto a la industria cosmética y dietética.

La gente que te quiere, la que está cerca de ti, te quiere todo el año aunque tapes los michelines con un abrigo o ese incipiente culo con un jersey atado a la cintura. Piensa más en ellos y en tu salud y menos en el qué dirá en la playa gente que no te conoce.

Ahora puedes insultarme, si eso te desahoga 🙂

¡Ah! la fórmula infalible: come sano y haz ejercicio todo el año.