Somos – los humanos – animales enfermos. Generalizo aunque no me gusta ni me parece lo más acertado, pero en este caso tengo que hacerlo.

El sedentarismo es una pandemia a nivel mundial (datos de la OMS): http://www.who.int/dietphysicalactivity/factsheet_inactivity/es/

La obesidad una epidemia (se ha doblado desde 1980… ¡vaya! tantos años recomendando que no comamos grasa y la obesidad se dobla en todo el mundo. Datos de la OMS): http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs311/es/

Está claro que algo no hacemos bien, ya sea por creencias propias o porque hacemos caso de lo que nos dicen.
Está claro que las recomendaciones sobre el consumo de grasa no son acertadas, LA GRASA NO ES EL PROBLEMA: http://transformer.blogs.quo.es/2014/11/04/las-grasas-no-son-el-problema-la-comunidad-medica-reconoce-el-error/
Está claro que cada vez comemos más comida con etiquetas ¡LA COMIDA DE VERDAD NO SALE DE UNA FÁBRICA!.
Está claro que la comunidad médica se equivoca o está demasiado influenciada por los intereses de la industria farmacéutica: http://www.elmundo.es/salud/2014/09/14/54133868ca474128048b4570.html.
Y no sólo la comunidad médica: http://www.lamarea.com/2014/09/12/peter-c-gotzsche-las-farmaceuticas-extorsionan-los-gobiernos-con-tecnicas-mafiosas/
Y está claro que los pueblos con menos incidencia de enfermedades modernas son aquellos que comen comida de verdad, ya sea alta en grasas (Inuit o Masai) o en hidratos de origen natural sin procesar.

Pero nosotros a lo nuestro, nos gustar estar enfermos.

Dice la FAO sobre los animales sanos que:
-“El animal sano está alerta y consciente de su entorno. Se muestra activo y tiene la cabeza alta observando lo que ocurre a su alrededor.
– “El animal sano camina con facilidad y regularmente, con su peso repartido por igual entre sus extremidades. 

Concluyo, por tanto, que la mayoría de nosotros somos animales (evidente) enfermos.

Lo bueno es que en nuestra mano está dejar de serlo, sólo tenemos que querer, tenemos un mundo de información y posibilidades a nuestro alcance.

¡Ah! ¿te he dicho que estoy convencido de que la salud física influye de forma MUY importante en la salud mental? esto está claro ¿verdad? ¿y que al revés también? ¿que tu salud mental influye, para bien o para mal, en tu salud física?

Moverse no es tan difícil:



Un saludo.