Te traigo un impactante vídeo que circula por las redes sociales, puede que ya lo hayas visto, es este:


Se ve una persona obesa que ingresa con un ataque al corazón. A raíz de ahí el vídeo retrocede a lo largo de toda su vida y se ven los malos hábitos alimenticios (refrescos, comida rápida, dulces, etc) y de actividad física (sofá, consolas, etc). Y llega el momento inicial en el que su madre le da patatas fritas para que se calle, muy revelador y, seguramente, ofensivo para algunas personas, pero no por ello menos cierto. Todos los hemos hecho, tal vez no con patatas, pero si con chucherías… yo al menos lo he hecho alguna vez (pocas y últimamente nunca, la verdad).

La sensación que deja el vídeo es “joder, hay que comer sano y hacer ejercicio que si no me muero de un ataque al corazón”. Bueno, yo voy a darte mi opinión por si quieres leerla:

Es una faena morirse, estoy de acuerdo, y hacerlo joven más todavía pero ¿sabes? es algo inevitable. Tu te vas a morir, yo me voy a morir, nosotros vamos a morirnos y ellos van a morirse. No hay más que hablar, punto, te pongas como te pongas te vas a morir antes o después, y esto me lleva a lo que a mi me parece más importante: puesto que me voy a morir no es lo importante cómo muero, lo importante es cómo vivo.

En el vídeo puedes ver al protagonista sofocado de pequeño mientras los demás niños juegan en el parque, agotado siendo mayor con cualquier mínima actividad física, casi incapaz de hacer esfuerzos para resultar util a sí mismo y a los suyos… no hablemos de jugar con sus hijos o disfrutar de un amanecer en lo alto del cerro cercano al pueblo. Lo imagino visitando habitualmente al médico, tomando pastillas para la tensión, intentando controlar su diabetes o quedándose en casa mientras la familia va a hacer una ruta un poco dura por un monte cercano.

¿Así quieres vivir? ¿es ese tu objetivo en la vida hasta que llegue la muerte?

El protagonista, además, intuyo que la palma joven (dejando a sus hijos, si los tiene, en la estacada) después de unos breves años de no disfrutar a tope de su familia/amigos. ¡NO! no estoy diciendo que la gente obesa no pueda disfrutar, estoy diciendo que la gente obesa se tiene que conformar sin hacer muchas cosas, y no tienen que hacerlo por un accidente o por una enfermedad congénita, NO, lo hacen por una consecuencia de su estilo de vida (alimentación y ejercicio).

Así que, ya opines como yo, o creas que lo importante del vídeo es que el colega la palma, si te ha tocado la fibra me alegro. Reacciona y cambia el futuro… el tuyo y el de los tuyos.

¡MUEVETE y COME COMIDA DE VERDAD!

Un saludo.

Nota: he sido intencionalmente duro con algunas afirmaciones, no me lo tengas en cuenta, pretendía que te sentara mal a propósito si te has dado por aludido. En el perfil del blog tienes mi correo y en esta entrada puedes poner comentarios para ponerme a parir si lo consideras oportuno.