Hace ya unos añitos que Georges Hébert sentó las bases de un método de entrenamiento utilizado por cuerpos de élite de todo el mundo, el método natural, basado en los movimientos naturales del hombre. Correr, andar, saltar, trepar, cargar, gatear, equilibrarse, lanzar, nadar y defenderse son la base de ese método y la naturaleza es el entorno ideal donde practicarlo. De ahí nació también el parkour que supongo conoces, y si no es así, echa un ojo a este vídeo:

Admirable y sorprendente ¿no? todo un atleta formado en mútiples disciplinas, un deportista completo. ¿Te preguntas, cómo yo, si cualquier deportista de élite de cualquier deporte sería capaz de hacer algo parecido? lo dudo. 

Ser fuerte para ser útil |“Être forte pour être utile”

Es una de las frases que sientan las bases de ese método natural, y es de lo que quiero hablarte, de ser útil, de sentirte útil. A ti mismo/a en primer lugar, a tus seres queridos después y a la sociedad en último término.

¿Puedes serte útil si no tienes la fuerza suficiente para subir 4 pisos de escaleras andando? ¿puedes ser útil a tu familia si sufres de dolores crónicos de espalda? ¿puedes ser útil a la sociedad (ojo, esto suena frívolo pero no por eso es menos cierto) si eres abonado permanente de la farmacia y el sistema de salud?

Son sólo unos ejemplos, pero ya debes intuir por donde voy. 

Otro punto de vista ¿puedes disfrutar de la naturaleza si no eres capaz de dar un paseo de 2h por la montaña sin sufrir? ¿puedes disfrutar de tus hijos si no puedes jugar con ellos un rato a pelearte en el cesped? ¿puedes ser libre si vives atado/a a una caja de pastillas?

¿No crees que siendo fuerte, y no me refiero a tener un cuerpo perfecto, podrías ser mucho más útil? ¿no crees que nada, o casi nada, te impediría hacer lo que te propongas? ¿no crees que esos dolores de espalda, rodilla o cuello te limitan demasiado? ¿no crees que las pastillas no sirven de nada?

Si, lo crees, pero no haces nada.

No, no necesitas 2 horas diarias de gimnasio, es más, ni siquiera necesitas un gimnasio. Tienes todo el espacio del mundo disponible para ti y tienes dos brazos, dos manos, dos pies y dos piernas para hacer todo tipo de ejercicios y empezar, desde ya, a cambiar tu vida. Y como ya te dije en otro artículo del blog, el día tiene 1440 minutos ¿no tienes 30′ para moverte? 

Muévete, hazte fuerte (un poco), hazte libre, hazte útil.